En búsqueda del misterio de los vínculos y con el deseo de transformar el mundo de desigualdades se recibió de socióloga en la UBA en 2004. Es feminista en el abrazo de cada compañera y militante política.

En 2008 realizó la Maestría en Salud Pública (UBA) y orientó su trabajo al campo de la Salud. En 2010 entró a la Dirección Nacional de Salud Mental y Adicciones formando parte del equipo de epidemiología y en 2014 a la Dirección de Epidemiología del Ministerio de Salud de la Nación. Sus amigues le dicen que es sanitarista.

Conurbana, estudió en la Universidad de su barrio epidemiología, gestión y políticas de salud (UNLa). Su actividad docente de grado y posgrado se desarrolla en las áreas de metodología de la investigación, desigualdades sociales en salud y género.

Devino Rondera Feminista de la Fundación Soberanía Sanitaria durante la resistencia al neoliberalismo macrista en las rondas para pensar en conversación con otres cómo transformar las inequidades e injusticias. Es una de las compiladoras del libro Salud Feminista, editado por Tinta Limón, donde escribió junto a Carlota Ramírez el capítulo “Riesgo(s) en disputa: el poder de definir el futuro deseable”

Con Federico, su compañero, comparten sueños, dos de ellos se llaman Emilia y Elena. Hacen familia en Lanús, donde en su tiempo compartido toman mate, leen a Rosario Blefari en el sillón y escuchan a Nina Simone y Bob Dylan.

Hoy es integrante del equipo matricial de la Dirección Provincial de Equidad de Género en Salud del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, comparte la gestión con cientos de compañeres convencides de transformar el campo de la salud