Eduardo Chávez Molina es sociólogo de la Cordillera. Su simbiosis argentina-chilena lo lleva a las preocupaciones continuas de la desigualdad y las particularidades de las repartijas de la riqueza en la subregión del nuevo mundo. Junto a sus tres pequeños varones entusiastas de la aventura y la trama fantástica, comparte junto a Vanina, sus gustos por la danza y el teatro, además de las soleadas tardes en su terraza en Boedo.
Investiga sobre la desigualdad, las clases sociales y la movilidad social en el Instituto Gino Germani, y enseña en la carrera de sociología de la UBA. Su mayor satisfacción es dar clases a los jóvenes marplatenses, en la misma carrera de la Universidad Nacional de Mar del Plata, luego de que la misma estuvo cerrada por la bota militar por treinta años. Amante de los comics, y de los antihéroes del trazo latinoamericano, comparte la desdicha y la obsesión como uno de sus escritores de cabecera, Osvaldo Lamborghini, la oscuridad de los entramados que sostienen a los explotadores como a los explotados.
Desde el Río de la Plata, dirige el nodo de la UBA para los estudios internacionales sobre Desigualdad social (INCASI, su sigla en inglés) con el financiamiento de la Unión Europea. Una red de veinte universidades latinoamericanas y del Viejo Continente, lo que le permiten estar al tanto de las problemáticas de la distribución a nivel global. Escribe en su blog junto a su colega Patricio Solís del Colegio de México https://desigualdadsite.wordpress.com/, y se ha especializado en asados y locros populares para compartir con los amigos y amigas. Lo que él llama «las nueces de la vida».