Cuando trabajaba como editor general del semanario TXT, Santiago O´Donell llamaba a los cronistas a una pecera donde los sometía a la edición, que eran hojas impresas marcadas de manera obsesiva. Era implacable, amable e intenso.

Comenzó su carrera en el Buenos Aires Herald, pero rápidamente pasó a trabajar en dos de los diarios más importantes de los Estados Unidos: entre 1986 y 1990 en Los Angeles Times y de 1991 a 1994 en The Washington Post. De regreso a la Argentina se incorporó a la redacción del diario La Nación, en la que estuvo cuatro años. Luego, fue uno de los más queridos de TXT: quienes trabajaron con él, dicen que aprendieron mucho. Además de un tipo lúcido, “era un buena onda”, dicen.

Es editor jefe de la sección «El Mundo» de Página 12.

Es autor del exitoso “ArgenLeaks. Los cables de Washington sobre la Argentina, de la A a la Z” y “Politileaks” (Sudamericana).

Lleva adelante un blog de culto, y también muy visitado: santiagoodonnell.blogspot.com.ar.