La pasión libertaria durante la pandemia