No hay más tiempo

Por una Ley Integral de VIH, Hepatitis, Tuberculosis e ITS

El proyecto de Ley Nacional de Respuesta Integral al VIH, Hepatitis Virales, Tuberculosis e ITS (Infecciones de transmisión sexual) volvió a perder Estado Parlamentario.

Que se tuvo que hacer un nuevo ingreso del proyecto: presentándose por cuarta vez en el Congreso Nacional.

¿QUÉ SIGNIFICA ESTO?

El proyecto busca reemplazar la vigente Ley Nacional de Sida que data del año 1990. Y que si bien en su momento fue pionera en dar respuesta al VIH en América Latina y el Caribe, con el paso del  tiempo (32 años después) se fueron descubriendo diferentes tratamientos, cambió el acceso a los mismos y aparecieron nuevas demandas.

El  proyecto de ley surge entonces a partir de las demandas y el esfuerzo del colectivo de personas con VIH y se basa en una amplitud de diálogo, una mirada interseccional e intersectorial.

Durante todo este tiempo las organizaciones de la sociedad civil hemos logrado articular una serie de saberes sobre el VIH, la atención médica y nuestras propias necesidades. Vemos todo lo que ha quedado por fuera de una ley desactualizada y centrada en el campo biomédico.

¿Qué trae de nuevo esta ley? ¿Dónde tiene el foco? Determinantes sociales: erradicar la discriminación y el estigma asociados a tener el virus para las personas con VIH.

Flecha

Mayor cobertura por parte del Estado y las obras sociales para personas con VIH, Hepatitis, Tuberculosis e ITS. Además, fomentar el desarrollo de tecnologías y producción pública de medicamentos para sostener las políticas públicas de salud asociadas al VIH.

Establece derechos y garantías.

Propone multas a los empleadores que  soliciten test de VIH, Hepatitis, TBC e ITS en los exámenes preocupacionales. También promoverá políticas de derechos humanos, género e inclusión mejorando, por ejemplo, el régimen jubilatorio para personas con VIH: se buscará bajar la edad jubilatoria y se garantizarán pensiones no contributivas.

Plantea crear la Comisión Nacional de VIH, Hepatitis Virales e ITS, el Fondo de Fortalecimiento de las Redes de Personas con VIH, Hepatitis e ITS y el Observatorio Nacional Sobre Estigma y Discriminación por VIH, Hepatitis Virales e ITS con su régimen de Infracciones y sanciones. Ofreciendo también, la formación para actores del ámbito sanitario, educativo  y estatal.

Este proyecto busca mejorar la calidad de vida, no solamente de todas las personas con VIH, Hepatitis virales, ITS y Tuberculosis y garantizar su acceso a la salud integral. Sino también, trabajar bajo el paradigma de la promoción de la salud y la prevención, garantizando el acceso efectivo y el ejercicio cotidiano de políticas públicas sostenibles en el tiempo para toda la población, en especial las poblaciones claves o en situación de mayor vulnerabilidad.

Contempla la desigualdad socioeconómica, propone soluciones efectivas ante la discriminación en todos sus ámbitos, pero por sobre todo el laboral, trabajando directamente con las situaciones de  vulnerabilidad social.

En estos casi 7 años desde su primer ingreso, este proyecto de ley integral, intersectorial y de perspectiva interseccional no ha logrado aún siquiera tratarse ni una vez en el recinto. Desde entonces, desde aquella primera presentación, más de 15 mil personas fallecieron por causas asociadas al VIH y/o a las Hepatitis Virales.

Cada día que no se presenta la ley, trece personas mueren por causas relacionadas con el VIH, las ITS, Tuberculosis y Hepatitis. Hoy y mañana morirán 13 personas más. 365 personas fallecidas en un mes.

El Frente de Salud de las Personas con VIH, conformado por más de 200 organizaciones de todo el país, exige al Congreso de la Nación que sesione. No hay leyes  de segunda o de tercera categoría. Más de 130.000 personas con VIH en todo el país estamos esperando una nueva Ley de VIH, ITS y Hepatitis Virales.

De aprobarse la nueva ley garantizará derechos que se traducirán en una mejor calidad de vida -no solo para quienes tenemos VIH o Hepatitis- sino para todas las personas que habiten el suelo argentino.

¡No hay  más tiempo!

EXPERIENCIAS SEROPOSITIVAS