La densa alquimia de las alianzas